Figurella News

Volver a Figurella News

Moda

¿Qué tipo de cuerpo tenés?

La respuesta a esta pregunta puede hacer la diferencia entre elegir la ropa más adecuada o la que menos te favorece.

Seguro más de una vez quisiste saber qué tipo de cuerpo tenés. ¡Es muy importante! Tanto que puede hacer la diferencia entre elegir la ropa más adecuada o la que menos te favorece. Conociendo la forma, podés elegir los modelos que se ajusten de mejor manera para que te veas más hermosa.

Si bien las medidas perfectas son 90, 60, 90, ninguno de los tipos de cuerpo que solemos tener las mujeres tienen estos números. Los tipos de cuerpo se definen principalmente por nuestra estructura ósea, nuestros músculos y la distribución de la grasa. Existen por lo menos cinco tipos de cuerpo y en Figurella te mostramos en cuál de todos encajarías vos. Vas a averiguar si tu cuerpo tiene forma de una pera, una manzana, un rectángulo, un triángulo invertido o un reloj de arena.

Lo primero que tenés que hacer es ponerte de pie, con tu cuerpo desnudo, en frente de un espejo. De esta manera mirá bien la forma general de tu silueta y compará el ancho que tienen tus hombros, cintura y caderas ¿Se ven todos iguales o hay unos con una medida desigual? Luego, medí tu cuerpo para constatar que efectivamente hay partes más anchas o angostas que otras. Para esto usá: cinta métrica para medirlo, un lápiz y un pedazo de papel para anotar los resultados.

¿Cómo medir tus hombros? Pedile ayuda a alguien y explicale que mida la línea recta que forman los dos bordes exteriores de un hombro al otro; la cinta métrica tendrá que rozar el punto más alto de los hombros ya que este lugar da la máxima anchura.

¿Cómo medir tu busto? Empezá a medir, debajo de cada brazo, desde uno de tus senos al otro. Generalmente, la circunferencia que trazarás cubre tus pezones y da la medida más amplia de tu busto.

¿Cómo medir tu cintura? Pasá la cinta métrica por la parte más estrecha de tu torso sin dejar de respirar.

¿Cómo medir tus caderas? Pasá la cinta métrica por la parte más ancha de tus caderas, envolvela alrededor de la mayor parte de tus nalgas pasando de una cadera a la otra cadera.

El último paso que tenés que hacer es elegir dentro de estos cinco tipos de cuerpos cuál es el que se ajusta más correctamente al tuyo.

Cuerpo de pera: el ancho de las caderas es mucho mayor que el de los hombros, generalmente con una cintura pequeña, poco busto, caderas y piernas más gruesas.

Cuerpo de manzana: los hombros y las caderas tienen el mismo ancho, junto a una cintura no muy marcada. El busto y la cintura tienen casi el mismo tamaño, y las caderas son un poco más pequeñas. Cuando hay unos kilitos de más se tienden a subir en el abdomen mientras que las extremidades continúan finas.

Cuerpo rectángulo: es parecido al cuerpo de manzana aunque el pecho, la cintura y la cadera tienen el mismo ancho y engordan a la par.

Triángulo invertido: los hombros son más anchos que las caderas, teniendo un parecido a la parte superior del cuerpo de un hombre. Suelen ser mujeres con mucho busto y con tendencia a engordar en los brazos.

Cuerpo de reloj de arena: se caracteriza por un tamaño similar entre los hombros y la cadera, ambos bastante generosos. El pecho es prominente y la cintura pequeña.

Recordá que el tipo de cuerpo que tenés no es el problema. Conocete y así vas a poder disfrutar más de tu figura, además te vas a poder vestir resaltando tus atributos y descartando aquello con lo que no te sentís tan segura.