Figurella News

Volver a Figurella News

Bienestar

Claro que modelar tu cuerpo y alimentarte sanamente es una propuesta para que te sientas mejor y más linda. Pero en Figurella, creemos en un bienestar general, del alma y del cuerpo, y para eso, aquí te ofrecemos una lista de consejos, actitudes, datos y actividades simples que te pueden ayudar a inspirarte para que se te note lo linda que te vas a poner después de visitarnos:

DESCOMPRIMÍ. Es algo tan sencillo como darnos un espacio para bajar los niveles de estrés diarios. Esto se logra a través de la meditación o de cualquier otra actividad que nos conecte con nuestro interior. Por ejemplo leer, cuidar las plantas, dibujar, tejer, escuchar música o respirar tranquilamente. Estas son pequeñas puestas cotidianas que cuando son llevadas a cabo en silencio y por placer, tienen el poder de conectarnos con el aquí y con el ahora, además de generarnos una expresión distendida en la cara, movimientos más armoniosos del cuerpo y una postura más atractiva y cómoda. Regalate aunque sean 15 minutos por día para esto.

CUIDATE EL ROSTRO. Sería ideal que una vez al mes realices una limpieza de cutis, fundamental para la vitalidad de la piel de tu cara. También podés incorporar a tu rutina, algunos de los tips de limpieza y cuidado que ya vinimos dándote en otras notas, o que también, tengas a mano un kit de cuidado acorde con tu tipo de piel (velo con tu dermatóloga o cosmetóloga amiga). Este kit debe contener un gel de limpieza, un tónico y una crema humectante, por lo menos.

SIEMPRE EN MOVIMIENTO. Podés caminar, correr, andar en bici o bailar. No sólo por hacer una actividad física, sino porque estar en movimiento nos hace sentir bien. Los especialistas recomiendan comenzar por actividades que te entusiasmen y que hagan a tu verdadero yo. Un ejemplo puede ser la esferodinamia, una danza de improvisación y expresión corporal.

EXFOLIÁ TU PIEL. Como hábito te recomendamos exfoliarte en la ducha, con cierta periodicidad, para remover las células muertas que opacan la piel. También, abre los poros, lo que permite que después, la crema se absorba mucho mejor. Una recomendación que te hacemos es dejar la piedra pómez y usar en cambio, un gel exfoliante corporal o en jabón líquido. Probá también con guantes exfoliantes.

ENCONTRÁ TU FRAGANCIA. Te recomendamos que pruebes diferentes aromas, dejalos actuar por un rato y encontrá esa fragancia que te hace única. Cuando lo tengas definido, guardalo para momentos clave, cuando necesites sentirte muy especial.

SONREÍ MÁS. Además de aliviar el estrés, potenciar el sistema inmunológico, bajar la presión sanguínea y liberar endorfinas y serotonina (hormonas que en conjunto nos hacen sentir bien), las mujeres que sonreímos somos consideradas más atractivas que las que no lo hacen. Es contundente que aún cuando estás de pésimo humor, sonreír te hace sentir mejor y feliz.

MIRATE CON OJOS BUENOS. Podemos hacer mil cosas para estar más lindas, pero si lo más importante no está, todo lo que hagamos no tendrá sustento. Nos referimos a la mirada que tenemos de nosotras mismas, a las ideas que llevamos en nuestro interior. La próxima vez que pases frente a un espejo, date tiempo para mirarte, para hacerlo con cariño, con amor y con respeto. Probablemente, lo primero que salga de ese encuentro sean juicios, pero a medida que vayan pasando, soltalos y así dale espacio a todas las cosas positivas que tenés para decir de vos.

¿No estás mucho más linda ahora?